Vacunación COVID-19  

   

El camino de PiEfcitos  

PIEFCITOS LOGOLlevamos 123730 Kms

   

aprender leyendo

   

first lego league

   

método ABN

   

   

El pasado miércoles 30 de marzo los alumnos de Viniegra hicieron una excursión a Villavelayo, a ver las ovejas de Eva, la mamá de su compañero Jose.

Con motivo del día de la Mujer Trabajadora, y del proyecto de “La naturaleza nos necesita” que estamos llevando a cabo, los alumnos de Viniegra realizaron una entrevista a Eva, dueña de un gran rebaño en Villavelayo. En esta entrevista, Eva invitó a los alumnos a hacer una visita. Así pues, los alumnos, ayudados por sus profes Paula y Eva se pusieron manos a la obra ¡para conseguir esa excursión!

Prepararon una carta al director del cole, contándole la invitación de Eva y proponiéndole realizar una visita. En esa carta se encargaron de organizar todo, cómo irían sentados en el autobús, qué es lo que harían… ¡Incluso pusieron un código QR con el enlace a la entrevista en la que Eva hacía la propuesta! Y sobre todo sobre todo… pusieron MUCHA ILUSIÓN. Le pusieron tanto empeño, que Ángel, el director, no pudo decir que no.

Y…¡Llegó el día! El miércoles 30 de marzo, la ruta del autobús que lleva a los niños a Viniegra cambió. Carlota y Gabriela, junto a las profes, salieron de Viniegra, muy emocionadas, ¡era su primera vez en autobús! Fueron a buscar a Edgar, Aritz y Aimar, sus compañeros de Ventrosa. Luego pasaron por Mansilla, a recoger a Alba y Lorenzo. Pasaron por Villavelayo, donde Eva y Jose les estaban esperando, pero aún tocaba ir hasta Canales a recoger a Naira.

¡Por fin estaban todos en Villavelayo! Y aunque todos estaban muy emocionados… Jose y su mamá tenían una sonrisa de oreja a oreja. ¡Todos en marcha a ver las ovejas! Fueron hasta el pabellón andando, donde las ovejas, con los corderitos estaban esperando.

Había corderitos pequeños, que todavía no podían comer pienso y se alimentaban de biberón. Eva preparó los biberones y los propios niños se los estuvieron dando. Cogieron a los corderos, les acariciaron, les abrazaron… ¡Qué bien se lo pasaron! Luego dieron de comer a las ovejas, pienso y paja, y también las sacaron un poco a pastar. Además, Jose les estuvo enseñando su caseta en la que juega cuando va al pabellón. Si hay algo que resume este momento es cuando todos pudieron escuchar a su compañera Alba, abrazada a un corderito, gritar:

"¡Esto es pura felicidad!"

Cuando ya todos los corderos y las ovejas habían comido, era el turno de los niños. Jose les llevó a la plaza del pueblo, donde estuvieron almorzando y cogiendo fuerzas. ¡Todavía quedaba ir a jugar al frontón!

Estuvieron jugando en el frontón y en el río Canales, donde descubrieron que podían hacer ranas con las piedras. Además, encontraron piedras muy valiosas.

Se iban acercando las dos, hora de volver en autobús, por lo que recogieron todo y fueron a acompañar a su compañero Jose a casa, para poder volver a la parada y esperar a Mamen, la conductora.

Esta vez, la ruta fue al revés y en el autobús se podía ver la emoción de todos estos alumnos que pasaron un día tan maravilloso.

¡GRACIAS EVA POR LA INVITACIÓN!

¡Pasaron un día maravilloso rodeados de plena naturaleza!

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

   
© ALLROUNDER